top of page
LYH-3_.jpg

¡Cuéntanos cómo cuidas tu cabello!

Para nosotros es muy importante crear una comunidad del cuidado del cabello. Escríbenos tus experiencias y ayuda a otras personas a mejorar su salud capilar

Y tú ¿cómo cuidas tu cabello?

Nadie nace siendo un experto. Por medio de la práctica, el estudio, la experimentación y la constancia es que las personas aprendemos diferentes cosas, como cuidar nuestro cabello.

Si hace un par de años me hubieran preguntado cómo cuidaba mi cabellera, probablemente descubrirían que estaba cometiendo varios errores, mismos que llevarían a ocasionarme un daño casi irreversible. Pero no te preocupes, LYH busca generar una comunidad de aprendizaje en la cual podamos aprender de todas las experiencias y mejoremos nuestra salud capilar.

Nos encantaría leer tu experiencia. Mándanos un mensaje y con gusto publicamos tu rutina.

LYH-4_.jpg
Pelo húmedo

Rompe con los mitos sobre el lavado del cuero cabelludo.

¿Cómo lavar mi cuero cabelludo?

Tips para lavar correctamente tu cuero cabelludo

Existen muchos mitos sobre cómo y con qué debemos lavarnos el cabello. ¿Qué pasa cuándo lavas los trastes con un jabón arranca grasa?

Lo mismo ocurre cuando lavas tu cuero cabelludo y cabello con un shampoo lleno de productos químicos que lo dañan y resecan, debilitando la hebra capilar, volviéndolo opaco, pajoso y sin vida.

Por su naturaleza, el cuero cabelludo produce sus propios aceites que mantienen humectados cada uno de los folículos y hebras y es necesario que aprendamos a lavarlo adecuadamente, para mantener el equilibrio natural.

Estos son algunos consejos:

1. Si gustas de utilizar shampoo, aplica una cantidad pequeña y masajea el cuero cabelludo. Nunca apliques de medios a puntas. Utiliza un producto sin sales, dimeticonas, parabenos y alcoholes secantes.

2. Lava preferentemente con acondicionadores limpios.

3. Masajea suavemente, nunca talles o rasques. Puede ser contraproducente.

4. Desenreda tu cabello mientras lo acondicionas, utilizando un peine especial o solamente tus dedos.

Aprendiendo a usar mis óleos

bottom of page